El Salón del Cine sobrevive a los Xenomorfos

Un salón que ha sido demandado en nuestro país, un salón donde hay cine, fotografía, sonido, efectos especiales, charlas con personajes conocidos del mundo del cine y las series, donde se habla de doblaje, de anécdotas y de cómo ser un artista. Es una realidad y se llama: Saló del Cinema i les Sèries.

Es su tercer año de vida y, pese a ello, se esfuerza por innovar e intentar ofrecer al público aquello que le apasiona del mundo del cine y las series. Una vez más, han atraído a mucha gente y han logrado sus objetivos. Es difícil, pero ahí están. Sin embargo, haciendo gala de nuestro mayor sentido de crítica y exigencia, tenemos que decir que no todo es perfecto: hay innovación pero es necesario que haya innovación «con ese plus» que impacte, que provoque admiración y ganas anticipadas de llegar a la siguiente edición (es algo que hemos echado un poco de menos).

Lo conocemos desde que nació, hemos visto su evolución y disfrutamos de su idea más fabulosa desde el primer año: la forma en la que se convierte al aficionado en un cómplice que desea ser partícipe de cada proyecto, sea amateur o profesional. Desde los personajes más ilustres hasta los rincones más escondidos, todos erigidos sobre los entresijos del séptimo arte que se muestra gracias a sus profesionales y la oferta de charlas, debates…

Las exposiciones son fundamentales y es uno de los puntos fuertes a destacar, es maravilloso poder disfrutar de esas réplicas u objetos reales de películas que han marcado a tantas generaciones. ¿Que se repiten año tras año? Quizás sí, pero cualquier amante del cine y las series abandonará el mundo real para fantasear frente a una cabeza de Alien o de Terminator, delante del Halcón Milenario con C3PO y R2D2 o del DeLorean de ‘Regreso al futuro’. Sin embargo, es importante señalar que frente a las exposiciones habituales también hemos encontrado algunas distintas y novedosas, algo imprescindible para generar factor sorpresa y encontrar un motivo que nos motive a volver (puede que si te pierdes una edición, también pierdas una exposición que no volverá a repetirse).

Para nosotros, poder gozar de la Expo de Alien ha sido el súmmum. Es una experiencia para los sentidos y la imaginación: figuras fabulosas, postales firmadas, réplicas de las armas hechas a mano… ¡Todo un lujo para la vista y hasta el olfato! Y en concreto, en este caso, debemos dar las gracias al equipo responsable: Luís Nostromo y su compañero OttoEstudios. Si bien el año pasado hubo material inédito de Fox, a raíz de la promoción de ‘Alien Covenant’, cabe destacar que la mera presencia de Alien ha sido suficiente para disfrutar y no quejarnos en absoluto pues… ¿Quién no querría tener un Alien en casa? ¡Claro, nosotros también lo queremos!

Y es que el merchandising es otro punto fuerte del Saló pues, como cada año, ha surtido el recinto de tiendas especializadas para que ningún fan de saga se quede sin comprar lo que se le antoje: desde un libro hasta una camiseta, complementos… ¡Así, ser un auténtico fan es muy fácil!

Este año, además, tampoco han faltado las emblemáticos Star Trek y Star Wars, añadiendo un gran despliegue a la mítica serie V (cosplay, material original y de remake, distintos trajes…) y rincones sorpresa de Harry Potter para tomar las instantáneas más inesperadas y fantásticas.

Felicitamos a la organización por su labor de campo, por las acertadas acciones de promoción inicial del Saló que le han dado una vida increíble y, cómo no, por traernos lo ya mencionado y otros detalles como el Escape Room de Calle 13, la sala del terror con Pennywaise y el juguete favorito de Jigsaw, el equipo de Umbrella Corp. y la oportunidad de sentarnos en el sofá de Sheldon Cooper.

¡Muy agradecidos, también, por haber podido asistir como invitados! Volveremos y, sin lugar a dudas, lo haremos con las mismas ganas y esperando verlo igual de vivo, más vivo que nunca. Gracias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.