Prometheus

Alien Resurrección se estrenó en 1997, en aquel momento nadie imaginó que deberíamos esperar 15 años, para poder ver una “quinta entrega” del Universo Alien. Incluso durante el rodaje, todavía había reticencias y rumores de que no trataba sobre el mismo tema, tácticas para confundir y así tener todo el argumento, herméticamente en secreto.

Cuando la luz se posaba en los fans, en los críticos y el público en general, se empezó a ver que estábamos ante una historia que nos llevaría al inicio, al principio de todo. ¿De dónde provienen los Aliens? ¿Quién creo tal organismo perfecto capaz de aniquilar a todo ser viviente excepto a la majestuosa Teniente Ripley? La premisa apuntaba maneras, nos tenía a todos expectantes y ansiosos por ver más. Con el solo hecho de pensar, que volveríamos al vil universo donde un Xenomorfo nos hizo sentir miedo, tensión, escalofríos y otros estados catatónicos, nuestro vello se erizaba por todo nuestro ser.

Ridley Scott llevaba el timón, garantía de éxito y de que no irían por otro rumbo, confianza y seguridad teníamos en él. No escatimaron en gastos, la plantilla era muy bien elaborada, entre ellos tenemos a Charlize Theron, Michael Fassbender, Idris Elba, Noomi Rapace y Guy Pearce, ¿qué podía fallar?

Sinopsis

Dos arqueólogos encuentran un mapa estelar escrito por antiguas culturas en el 2089. Interpretan que es una invitación para que visiten un mapa estelar. Peter Weyland, reúne una tripulación y los recursos para hacer este viaje a bordo de la nave Prometheus.

Lo que no saben, es lo que se encontrarán en su destino. Un planetoide desconocido pero ocupado por una nave. Lugar que querrá investigar y averiguar más información de lo que es.

Los acontecimientos que prosiguen a esta expedición, será el eje de la película para darnos a entender las intenciones de personajes que más de uno, nos dará un giro inesperado.

Crítica

La recepción fue trágica, tanto en prensa como en público y en muchos rincones del mundo. Muchos fans tenían la esperanza de seguir las aventuras sobre el Xenomorfo y quedaron completamente fríos.

Aunque la gran parte apoyen (y apoyamos) el gran trabajo de producción en diseño, efectos, decorado, ya que es sublime, donde muchos coinciden es en el guión, flojo y predecible.

Pero es lógico, todos tienen en sus cabezas, sus ideas y posibles argumentos para tener un Universo sobre Alien, basados en su imaginación. Pero debemos ser respetuosos y ceñirnos a lo que la película nos quiere transmitir, porque realmente para nosotros, cumple y con creces.

La idea de enseñarnos un inicio, un mundo y ofrecernos más preguntas de las que teníamos, abre un abanico de posibilidades e información, que lo que han conseguido es que solo queremos saber más. Y eso, para nosotros, creemos que es el plan que tenían previsto. Presentarnos un inicio a una nueva trilogía, para ofrecernos un mundo lleno y completo, donde conectar con Alien el octavo pasajero, para así formar una saga totalmente espectacular, digna competidora de otras como Star Wars o Star Trek, como ya mencionó hace poco Scott en una entrevista.

Fíjate que no pretenden ir a lo fácil, poner un huevo, un alien y a volar con vísceras por todos lados, esto habría sido el camino fácil, sino, que han utilizado la imaginación para crearnos más preguntas, contaron con el fallecido H.R.Giger para crear un panel asombroso, donde sale reflejado el ciclo de vida del conocido Alien. Sencillamente y con una forma sutil, nos han brindado una película digna de este universo.

Se puede caer en la crítica fácil, decir que cierto personaje no es creíble ante la belleza de lo desconocido, que otro siendo experto geólogo le ocurra lo inesperado. Pero no. La sencillez es lo que no se ve a simple vista, no puedes mirar y pedir a un estereotipo perfecto, como humanos, tenemos fallos y somos seres imperfectos, solo tienes que estar atento a sus “tics”, su estilo y comprobarás que todo cuadra. Que cada acción viene precedida por un motivo. Prometheus, consigue demostrarnos con un grupo de ser humanos, que lo imposible es posible y que la ignorancia es curiosa, que el conocimiento es abstracto y que el deseo a veces es mortal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.