Alien, el octavo pasajero

Cuando sabes que vas a ver una película sobre un alienígena, nunca te imaginas lo que realmente llegarás a ver. Se rodó y estrenó en 1979, hablamos de hace casi 40 años, una época muy distante a la actual, en la que la tecnología ha avanzado de forma exponencial. Por eso no podemos hablar para los que la vimos entonces, sino, para la generación actual, manteniendo esa nostalgia para aquellos veteranos.

Si algo caracteriza Alien de muchas de su época, es que ha envejecido muy bien, aunque la veas ahora, mantiene esa esencia y realismo que hace que te creas cualquier cosa que ocurra. Desde los obreros queriendo su paga justa, los mecanismos de la nave hasta un ser desconocido que con un par de escenas se come media película.

Sinopsis

La Nostromo, una nave que lleva una refinaría en dirección a la Tierra, con solo 7 tripulantes en hivernación, son despertados porque el ordenador MADRE, recibe una señal desconocida en un planeta remoto.

La normativa de la Compañía, es investigar cualquier señal desconocida, por ello, se desplazan hasta el lugar para averiguar qué les ha frenado a medio camino de sus casas.

Lo que no saben, es que encontrarán algo que les desconcertará totalmente, provocando que tengan que anteponer sus necesidades a los protocolos de la Compañía, llegando a vivir un calvario que nunca hubiesen imaginado. El resto, lo veréis con vuestros propios ojos.

Crítica

No es fácil realizar una crítica libre de spoilers, pero aquí nos gusta que quien esté virgen en este Universo, pueda andar libre leyendo cualquier cosa sin antes ser avisado, por tanto, en esta crítica, allá donde reunamos todos los spoilers, estarás avisado por si quieres seguir adelante o saltarlo.

Cuando empiezas a ver la película y mientras avanzas, ves que es una simple historia de operarios que hacen su trabajo. Trasladar algo de un lugar a otro. Por ejemplo, imagínate que eres un caminero, llevas tu carga y debes ir a otro país a llevarla, pero durante el trayecto y ante la soledad del camino, detectas algo desconocido pero que te da la sensación que necesita ayuda, ante tu sentido de ayudar, no dudas en parar y mirar qué ha ocurrido y echar una mano a quien la necesite… pero nada es lo que parece, así sería el argumento de Alien, llevado al espacio.

Pero en Alien, te adentran en un lugar desconocido, sin detalles, sin explicarte nada, solo te lo encuentras y te haces mil preguntas, ese desconocimiento, hace que sea más auténtica y así lo son aquellos títulos que hacen uso de esa técnica, cuanto menos sepas, más intrigante y tensión te generará.

La tripulación son meros peones ante una situación nueva, pero se agradece, sobretodo la naturalidad, la despreocupación, la ironía, el humor y la credibilidad que ofrecen, cada uno con lo suyo, en su papel, consiguen que te creas sus personajes y te hagan entrar dentro de su nave, que te sientas parte de la tripulación. Incluso el gato.

Ver esta película ahora, para un novicio, quizás desentone su credibilidad de futuro, pero si haces el ejercicio de ser consciente que se rodó en 1979, verás que aún así, tiene muchísima credibilidad; Alien se distingue de muchas películas de su mismo rol, por su fantástica puesta en escena, creando un universo tan real, como la vida misma.

Te encuentras con dos mitades, una primera mitad donde avanza la película con total tranquilidad y parsimonia, sin enseñar nada más que un equipo de operarios trabajando, con sus quejas, sus miradas y estupor, con ganas de llegar a casa y abrazar el colchón. Pero tenemos otra mitad, donde solo vives en completa tensión, misticismo y una situación que solo deseas que termine. Esta es la magia de la película el demostrarte que una situación cotidiana, se convierte en un auténtico calvario hasta la última escena justo antes de los créditos, donde por fin, haces una bocanada de aire, para respirar tranquilo. Esto es, Alien.

En nuestra opinión, esta entrega siempre será la MADRE, aunque sus secuelas y precuelas, no dejan indiferente a nadie, cada una con su escenario, su tripulación y sobretodo su Alien. Fijarte en los detalles de cada escena, hacen que veas que fue un trabajo artesanal de pura belleza. Sin duda ofrece escenas que se te marcan en la retina. Y si no llegas a saber que hay más entregas, estarías igual de satisfecho, ya que no necesitas más información que la que ves en la película. Todo muy logrado.


SPOILERS

Si ya has visto la película o si te atreves a saber más de la cuenta, sigue leyendo.

Alien siempre se ha caracterizado por el huevo del cartel, característico y único (aunque si te fijas, verás que está al revés, los labios que se abren arriba en la película, en el poster están debajo). Supongo que tendrás tu escena predilecta, pero a nosotros siempre nos gustará e impactará, en la que Kane sufre el nacimiento del primer Alien de la historia, aquel que se hace la cesárea el propio Alien en la barriga de Kane, sin duda un momento tenso y enigmático, porque lo que provoca es que te quedes boquiabierto, preguntándote qué ha pasado.

FIN SPOILERS


En resumen

Una película digna de estar en un podio de las mejores películas de ciencia ficción y terror. Une dos géneros con maestría, utilizando una credibilidad muy bien elaborada en los decorados como una naturalidad en los actores con sus personajes. Todo un conjunto que unidos a la música de Jerry Goldsmith, hacen y consiguen que se te erice la piel, como si tu vida también estuviese en peligro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.